Amor del bueno

septiembre 17 por Rita

Es bien sabido por todos los que me conocen que me obsesiono con facilidad. Y muchas de esas obsesiones, como llegan a mi vida, se van de ella sin más. No es el caso de Sisley, esta marca francesa, entró en mi rutina de belleza con una pisada muy firme y contundente, regalándome productos muy originales. Y mi relación con ella es tan fuerte, que no creo que salga nunca. Es amor del bueno.

Si quieren saber cómo se ganó mi corazón, sigan leyendo…

Con una sola mirada a la Black Rose skin infusion cream fue suficiente. Ya no les digo nada, cuando la probé por primera vez. Es una crema hidratante tan exquisita, que no quiero que se me acabe nunca, tiene la textura más deliciosa de la historia de las texturas (siempre lo digo) y huele espectacular. Pero más allá del exterior, el trabajo que hace en la piel es fantástico: hidrata a profundidad, le da más densidad (adios flacidez), alisa, rellena las líneas de expresión y deja un acabado radiante. Es sin duda, la mejor crema hidratante que jamás haya conocido.


La mejor manera de conquistarme es con productos multiusos de la mejor calidad. Como es el caso de el Double Tenseur, un tratamiento súper poderoso para alisar y tensar la piel. Sus activos vegetales tienen la fórmula perfecta para que la piel se vea firme, pero igual parece que respira. Es un gel muy ligero, por supuesto que también huele delicioso (como todos los productos de Sisley) y se aplica sobre la crema hidratante como final de la rutina de cuidado de la piel. Sirve a la vez, como preparador del maquillaje, porque la piel está lisa y tonificada y su efecto dura todo el día. Es un primer increíble, que también alarga la vida del makeup. Lo queremos con el corazón. 

Más productos para morir de amor, son todos los Phyto Twist. Una colección de maquillaje en crayón, con un diseño de zebra muy cool, además de que son prácticos y no se tienen que afilar.

El blush, en color papaya, es increíble. Es una fórmula cremosa que se funde en la piel y se convierte en polvo, se puede difuminar con los dedos o con brocha. No se imaginan lo bonito que se ve puesto. Además el tono, es favorecedor para todos los tonos de piel.

El phyto lip twist, me encanta, porque además de que es tratamiento para los labios, tiene un acabado mate divino. Y como es un crayón, no necesitas delineador para aplicarlo. Este tono rojo, está tan lindo, que llama la atención.

Y los phyto eye, son muy cómodos, porque pueden ser delineadores jumbo, sombra en crema o primer para sobras. Estoy enamorada del tono khaki, hace que mis ojos se vean más grandes.

Sé perfectamente que se trata de una línea de súper lujo y que los precios pueden asustar a cualquiera, pero me parece que están perfectamente justificados con la calidad que ofrecen. No los hay mejores. Y es importante que consideren que todos sus productos tienen tratamiento, por lo que le están ofreciendo a la piel beneficios extras que no tienen los demás.

Una de las cosas que más me gusta de Sisley es su personal, todos están muy bien capacitados, y conocen las líneas que manejan a profundidad. De hecho, en la compra de tratamiento, te regalan una experiencia facial maravillosa.

Yo tuve la suerte de que me atendiera Marisol, una cosmeatra con unas manos increíbles. Hizo que mi experiencia en la cabina fuera inmejorable.

Tienen que probar el facial de Sisley, repito, TIENEN que probarlo. No saben la delicia. Piensan en todo y cuidan hasta el último detalle (vean las lámparas que son preciosas por dentro, porque esa es la vista que tienes cuando estás acostada en la cama).

Claro que hay en sus anaqueles muchos productos por explorar, para seguir conociendo las maravillas que tiene para ofrecer Sisley Paris, pero por el momento, no necesita hacer más, estoy totalmente encandilada y mi corazón es suyo.  Je t’aime Sisley.

 
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.