Stranger things y mi poca tolerancia al suspenso.

noviembre 21 por Rita

Odio las películas de miedo. Las odio. No soporto la sensación. Esa angustia constante de que en cualquier momento te van a asustar con un grito, me pone muy mal.

Así que cuando empecé a ver todo el alboroto por Stranger things de Netflix, inmediatamente descarté la posibilidad de verla.

Obvio no iba a caer.

Pero soy muy débil, y me insistieron y caí. ¡Nooooooo saben lo que es!!, pasé no sé cuantas horas muerta de miedo, con un punto en el estómago, abrazada a un cojín, en ocasiones con las manos tapándome los ojos y cubierta con una mantita (como si eso pudiera hacerme invisible a los ojos de los monstruos). ¡Qué cosa!960

Reconozco que la vi en tres días, porque, como buen programa de Netflix, me piqué y no podía parar de mirar.

Siento, que voy a tarde a recomendar la serie, porque a todo mundo que le pregunto, ya la vió y le encantó. Pero si tú eres como yo, que no te enteraste de que una de las mejores producciones del año de Netflix estaba disponible y de que es buenérrima, ya no pierdas más tiempo leyendo esto y corre a prender tu ipad o tu tele y ponte a ver Stranger things.stranger-things-eleven-image-0

No se te olvidé tu cojín protrector de malos, una mantita para taparte cuando venga el monstruo y un esperar a que te salga un grito de terror desde lo más profundo de tu ser. La amé y la odié al mismo tiempo, ese es mi punto.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.