Máscara contra Máscara.

febrero 1 por Rita

Lucharaaaaaan a dos de tres caídas, sin límite de tiempo. En esta esquinaaaaaa…

No vayan a pensar que algún día fui mega fan de la lucha libre. ¿Cómo creen?. Ni se crean que iba a las luchas a gritar como verdulera. Tampoco. Esa no era yo. Y ni hablar de la canción “del Santo el Cavernario”, jamás la cantaría a todo volumen a las tantas de la madrugada en medio de una boda. 

Y justo porque yo no sé nada de luchas, hoy les traigo una.

En los últimos dos meses he estado probando tres máscaras de pestañas, que amé. Cada una tiene lo suyo. Aquí les explico:IMG_0094

La primera es chubby lash de Clinique. La verdad es que nunca antes me había gustado tanto un rímel de esta marca. No sé si porque no existía una con las características exactas que yo necesito. Chubby lo tiene todo. Alarga, separa, riza, mantiene el rizo y es muy negra. La fórmula es cremosa y lo suficientemente poderosa para que no se caiga. No es waterproof, pero apuesto a que serviría como tal. Cuesta trabajo quitarla con agua micelar solamente (my makeup remover of choice), pero con un bifásico o agua y jabón sale perfecto. Mi amor absoluto para Clinique por esta belleza.

IMG_0093

La segunda es muy popular en el mundo digital. La línea de cosméticos Younique se ha hecho famosa por todos los videos de testimoniales que publican en facebook. Todos hemos visto unos cuantos, de lo feliz que hace a muchas personas. Confieso que estaba un poco escéptica de este producto y me parecía que los videos eran un poco como los infomerciales. Pero por fin llegó a mis manos la Moodstruck 3D Fiber Lashes y les tengo noticias: si está súper buena. Tiene dos pasos. Con uno aplicas máscara en todas las pestañas y con el otro haces mas volumen, porque son como unas fibritas o pelitos que se pegan. Vas trabajando las pestañas hasta construir el tamaño deseado. Quedan como postizas, pero son la tuyas. Un efecto muy impactante. La consigues a un preciazo aquí.IMG_0095

Y finalmente conseguí  The super sizer de Cover Girl. Cuando vi el cepillo, literal casi lloro. Me dije a mí misma: “Rita, ¿eres tonta o que?, esta miseria de cepillo no puede hacer nada por tus ojos”. Porque créanme cuando les digo que tiene un aspecto de palo sin chiste terrible. Pero desde niños nos enseñan en todas las películas que no nos dejemos engañar por el físico. Las apariencias engañan. Si no es porque a veces me acuerdo de eso, lo hubiera tirado a la basura y Bendito sea que no lo hice. Es una genialidad. Ese cepillito aparentemente inservible logra hacer unas pestañotas que no es creíble. Las alarga muchísimo, las enchina también, les da volumen y mucho color. ¿Me merezco un zape por incrédula o un premio por vencer el prejuicio y probar?

No sé, el punto es que el rímel es de los productos básicos en las rutinas de belleza en todas las mujeres. Por eso hay tantos estilos y precios en el mercado. Yo probé estas tres y de verdad que se las recomiendo.

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.