Creo que lo valgo.

octubre 28 por Rita

No hay nada que me dé más coraje, que comprar algo carísimo y que no sirva. ¿Les ha pasado?. Me choca. No es como que nos sobre el dinero (bueno a menos que seas Bill Gates o Slim, está frase aplica para cualquier ser humano). Pero cuando gastas en algo, que no estas muy segura y sientes que está en la categoría de “capricho” se siente peor.
Aunque, como dice mi Redpelitos, prácticamente el 80% de las cosas que compro son caprichos, porque ninguna es absolutamente necesaria. Pero me entendieron ¿verdad?.
Es esa bolsa que tienes que tener, aunque tengas el clóset a reventar porque no te cabe ni una más.
Es ese par de zapatos que no te sacas de la cabeza, y digo, con los cuarenta pares que tienes te arreglas perfectamente, pero…¡No te los sacas de la cabeza!.
Y en mi caso, es ese estuche de sombras edición especial de Urban Decay, que tiene lista de espera y sólo van a vender 1,000 en el mundo. Ya sé que tengo cuatrocientas sombras, que mi mueble/vanity está a dos de reventarse, que no me hace falta para nada, pero qué le vamos a hacer, cuando te “encaprichas” vale gorro que tengas miles muy parecidas.

Ahora, cuando por fin está en tus manos, ese objeto de deseo, cuando es tuyo…¡se siente padrísimo!. Y si a eso le sumamos que sirve, lo usas mucho, es perfecto, o muy cómodo, ni se diga más.

Es el caso de las 4 cosas de las que les quiero hablar hoy. Cuatro cosas, que yo ya deseé, me obsesioné con tenerlas y cuando por fin ya son mías, resultó que son lo máximo.Yo, corrí el riesgo de gastar todo eso por ustedes (nada más por ustedes eh!) y ahora ya las probé, para que ustedes hagan una compra inteligente y vayan a la segura. Pueden estar tranquilas, que les aseguro que se van a enamorar (como yo), valen cada centavo.IMG_8208IMG_8209-0

La primera es este bronzer, “Soleil Tan” de Chanel. Leí mil reseñas y en cada una de ellas decían maravillas. Lo único malo era que no se podía usar con cualquier brocha, que la aplicación cambiaba mucho sí no era la adecuada. Pero todo mundo estaba tan emocionado con el dichoso bronzer, que por fin me decidí a gastar los $50 dólares que costaba (lo compré en el aeropuerto, porque no lo conseguía en ningún lado). Sólo les puedo decir que es ¡buenísimo!. Tiene un sólo tono, le queda bien a todos los tipos de piel, se puede usar como base de maquillaje, o sólo como bronceador. Viene en crema, que se convierte en polvo en contacto con la cara. Empareja el color, disimula las lineas de expresión y los poros. Es más, hasta huele rico.  Es el mejor bronzer que conozco. I loooooove it!

Para garantizar que este bronzer de Chanel quedará bien puesto, y valiera la pena, decidí invertir en una de las brochas más famosas, la de Marc Jacobs. Tengo puros elogios para esta belleza. Les juro que es genial. Gran compra, no me arrepiento nada. Pero confieso que me dolió desembolsar tanto dinero para una brocha ($80 dólares).IMG_7891

El lanzamiento de “Star” de Dior fué tan sonado y tan nombrado, que me daba mucha curiosidad la verdad. Es una base de maquillaje que promete hacer por tu cara, todo lo imposible. Tiene una tecnología que ilumina la piel y la perfecciona. Difumina la luz en un “halo corrector”, neutraliza las rojeces, disimula las manchas y baila chachachá. Es de estos productos milagro, de verdad. Lo “tricky” es el tono. Debes pedir una muestra primero y probarlo en tu casa, porque a diferencia de otras bases, esta no sube de tono al oxidarse, baja un poquito, por lo que yo te recomiendo que la veas primero puesta antes de decidirte por un color en especial. (Yo tengo el 31, el 30 tenía subtonos fríos y me sentaba raro, y podrías pensar que está muy oscuro para mí, pero no, me queda perfecto). Lo consigues en Liverpool por la módica suma de $700 pesos, pero por DioR que te va a fascinar.IMG_8165IMG_7884

Y por último, esta es una joyita, la “Ambient Lighting Palette” de Hourglass, que hasta que no la usé muchas veces, no le agarré la onda. Es una paleta de polvos translúcidos que tiene tres diferentes tonos. Todos son para dejar un acabado multidimensional en la piel. Ni idea cómo se explica eso, sólo puedo decirles, que la tienen que probar para ver cómo se ve. Deja la cara tan linda, como radiante, no sé, preciosa. Y el estuche está divino también. Juré que era algo que nunca iba a usar, que era un “lujito” que me quería dar, al final, la uso diario y me parece un básico en mi maquillaje. Ya no salgo de la casa sin pasarme un brochazo de alguno de los tres polvos. ¡¡Los amo!!

El punto es que como dirían en L’oréal, todo esto es un lujo, pero creo que lo valgo.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

1 Comentario

  1. Lo mejor en Maquillaje del 2014 | Rita y Punto...

    […] Star de Dior, para mí, es algo así como lo máximo que existe en el mundo. Ya les hablé de ella aquí, pero igual les repito, no hay nada mejor. Y si la aplican con la Beauty Blender más. Esa esponjita […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.