Posiblemente muy lejos.

agosto 14 por Rita

Yo no sé ustedes, pero yo en mi matrimonio tengo negociado un free pass. Este “free pass” aplica en la remota posibilidad de que un día pueda tener un encuentro amoroso con alguna celebridad previamente estipulada. En este caso, yo puedo tener un “affair” con Robert Downey Jr, Brad Pitt, Bradley Cooper, Henry Cavill (Superman), George Clooney, Daniel Craig (James Bond), Michael Bublé, Ricky Martin (me da igual que sea gay), Luis Miguel (le quedan como dos días para salir de la lista), Alejandro Fernández y los recientemente añadidos Adam Levine y Liam Hemsworth. Y no voy a entrar en más detalles, pero sólo les digo que en el caso de mi Redpelitos, su lista incluye a Mónica Belucci. El punto es que cada vez que veo una película o alguna entrevista o salen en la tele cualquiera de los de mi lista, me acuerdo que tengo una mínima probabilidad (como de .0008%) de usar mi free pass y me emociono. Sé que es ridículo, pero así funciona la misteriosa mente femenina.

El viernes pasado, fuí con La Tomillo a ver a Michael Bublé. Ahora que todos ustedes saben que está en “Mi Lista”, tengo que explicar poco mi exaltación ¿verdad?. NO MAAAAAAAAAAAAAAAAAnches lo que lo amo. Es lo máximo. Me encanta. Es un padrote. Es súper simpático. Canta divino. Bueno y ya… que si sigo así, además de perder algunos lectores, voy a perder la cabeza.
Les juro que hasta la gente que no es fan se lo pasa bien en su show. Y eso que se parecía mucho a la gira pasada, pero no importó, el Sr. lo da todo y su público también. Me lo pasé bomba y claro que no tiene nada que ver con quien iba.

Lo que sí resultó muy novedoso fué el lugar, la arena Ciudad de México, no lo conocía y está enorme. Pero precisamente por ser la primera vez que compramos boletos para ese lugar, pagamos la novatada. Nuestro lugar estaba un árbol antes de Tlalnepantla (y eso que este sitio está en Azcapotzalco), pero estoy segura que le hubiera pasado a cualquiera, costaban una fortuna y decía que estaban en zona “súper palco platino VIP” (maxi-ultra-2000-con cerecita hasta arriba). Con ese nombre, juré que Michael Bublé me iba a cantar al oido, pero no, nada más lejos de la realidad. Para que vean que no miento:

Esa es mi canción favorita, por cierto.

Y la Tomillo, pues es la Tomillo, siempre directa, sin tolerancia a la simpleza y con la mejor actitud del mundo. Todo iba bien hasta que me recordó que somos amigas desde hace más de 20 años, y me deprimí. La cosa está mal si ya puedes medir tus amistades por décadas ¿no?. Ya somos “adultos mayores contemporáneos”, lo cual nos da “licencia” para tomar bebidas alcohólicas de este tamaño:

photo 1

En fin, y hablando de mujeres guapas y exitosas, estoy enamorada de la nueva línea de Clarins para otoño. Quiero ser como la modelo de la foto. Me encanta el look, se me hace la cosa más chic.Captura de pantalla 2014-08-14 a la(s) 21.19.42

Me urge probar los lipsticks, se ven divinos. Dicen que son los primeros en el mundo con complejo Nutri-youth, y que son antiedad. Quiero el de strawberry sorbet pero yaaa. Voy a estar pendiente y en cuanto estén a la venta yo les aviso y de paso les cuento qué tal están.

Captura de pantalla 2014-08-14 a la(s) 21.42.58

 

El punto es que tengo permiso para mi affair con Michael Bublé pero no estuve nada cerca para conseguirlo.

 

 

 

Etiquetas: , , , , , ,

1 Comentario

  1. Rita

    Muchas gracias por leerme Debora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.