¿Feliz post-parto?

abril 22 por Rita

El otro día, estaba viendo un capítulo de Sex and de city, donde el personaje de Miranda ya tiene a su bebé “Brady” y lleva varios días llorando sin parar y ella no sabe porqué. Claro que no ha dormido bien en un mes y se ve y se siente fatal. Cree que ha fallado como madre y como profesionista, porque no ha hecho ni una, ni otra. Hasta que aparece su vecina Kendall y la ayuda con un columpio, que por supuesto hizo que el niño dejara de llorar en un segundo. Miranda se queda boquiabierta, jura que el columpio/silla ese es magia, pero Kendall le dice algo que me identificó con ella: “¿Cómo es posible que no supieras de esta silla? ¿Qué no tienes amigas con bebés?” le pregunta la vecina.”No, yo soy la única” le contestó Miranda. “¡Ah! Entonces, ¡estás jodida!, si ellas no tienen bebés, no tienen ni la menor idea. Pero Miranda…. tu no eres una mala madre, sólo no tenías esta silla”.34791_4_full

Y sí, cuando estas “recién parida” ninguna de tus amigas sin hijos te pueden ayudar, lo siento, pero es la verdad. Con esta afirmación, no quiero agobiarlas, ni hacerlas sentir mal, pero juro que es cierto. Se supone que es un momento súper feliz en tu vida, porque tienes a tu “angelito” en brazos, y “DEBES” de estarlo, pero el “deber” y la realidad son dos cosas muy distintas. Claro que a mí nadie me dijo esto, y yo me sentía la peor madre del mundo, porque si soy sincera no estaba tan feliz como supuestamente debía de estar. Pero, ¿cómo vas a estar bien con tanta cosa que te pasa al mismo tiempo?. Es difícil de manejar.

the-perfect-present-1024

Para empezar, no duermes nada. Mientras no duermes 7 horas seguidas, no eres persona, eres un zombie. La falta de sueño multiplica tu mal humor. El mal humor mezclado con el cambio súper violento hormonal te convierte en Bruja. Tu estado anímico de “Bitch” aunado con el cuerpo deforme post-parto con “panza globo” eleva tu persona  a niveles inhumanos de Terror. Como ley, está prohibido que una mujer se vea al espejo después de tener un niño, hasta que haya pasado por lo menos un año (esta norma no aplica para Shakira, Gisele Bündchen, ni Kim Kardashian, todas ellas se operan en el mismo parto, para quitarse todo lo que pueden, o algo raro hacen). No hay ni una sola persona que yo conozca que se vea impresionante en los 30 días siguientes a dar a luz, insisto nadie lo logra, no vale la pena ni pensar en eso. Vamos a agregarle que no tienes experiencia criando niños y la incertidumbre de sí lo estas haciendo bien te come la cabeza.

¿Qué tal? ¿Todo bien? ¡¡Nooo!! ¿verdad?. Sigo. La falta de tiempo, no alcanza para nada. ¿A dónde se va el tiempo?. No sé, pero desaparece. Debe de estar en el mismo lugar donde están las ligas del pelo y el par del calcetín que metiste a la lavadora. La típica soltera que te pregunta: ¿Qué haces todo el día?. Quieres arrancarle los ojos por atreverse a preguntar, pero no es su culpa, ¡pobrecita! ¡no sabe lo que es!.

La falta de libertad, yo me sentía como león enjaulado, esclava de una personita tan indefensa, ¿cómo es posible que ella me domine a mí?. Particularmente para las mujeres de mi generación, que estamos acostumbradas a trabajar y a tener una independencia, este punto es muy delicado y causa mucho conflicto. Como que te amarran las manos y no hay nada que hacer. ¡Hey! ¡Alguien me ha robado mi libertad!. ¿Sí me la regresan por favor?.

Todavía hay más. Esa sensación de preocupación constante: ¿Estará bien?, ¿Tendrá hambre?, ¿Le duele algo?, ¿Comió todo?. Según crecen, cambia el tipo de inquietud, pero nunca desaparece. Dice mi mamá que eso es ser mamá. Tu vida cambia para siempre, nunca vuelves a ser igual. Eres madre hasta que te mueres.

Por supuesto que nadie está bien en esas condiciones, no se engañen, es complicado de sobrellevar, pero a todas nos pasa. No hay post-partos de primerizas como de revista, estoy segura. Lo bueno viene ahora. Casi tres años después, yo les puedo decir que ser mamá de Alicia es lo mejor que me ha pasado en la vida. Ahora sí me siento bien y soy muy feliz. Claro que tengo la suerte de tener a Redpelitos a mi lado (que es un gran padre, pero no le digan que luego se lo cree), con él ha sido mucho más fácil. Todo se va acomodando y haces tu nueva rutina. Ya no hay gorduras, ni hormonas, ni falta de sueño, y cuando encuentras tu tiempo sientes que tu libertad regresa, todo mejora.

El punto es que no conozco a nadie que se arrepienta de tener a su hijo, son la bendición más maravillosa que la vida te puede regalar. Vale la pena, absolutamente todo el mal rato que te hacen pasar. Son lo máximo.

Y hablando de otras cosas, tengo 3 restaurantes que recomendarles hoy. Como es semana santa, y no salimos “fuerass” de la ciudad, hemos andado moviditos.

El primero es el Butcher and Sons. Son sin duda, para mí, las mejores hamburguesas de México. Les recomiendo muuuucho las papas con parmesano y trufa, son deliciosas. En esta ocasión, fuimos a celebrar al Boras que era su cumpleaños número 4/&%. Súper lugar, para una súper compañía. La HitSinApodo, La Arqui, Boras, Sebis, Redpelitos y yo intentamos hacer una selfie y después de diez intentos, mejor le pedimos a un mesero que nos sacara la foto.

photo 1 (12)

 

Otro lugar que me encantó es el Kitchen 6, un “gastropub” en la Condesa (hay otro en Altavista y uno más en la Roma). También las papas están hit, pero lo mejor fué la malteda de Kinder y el carajillo helado. !!Buenísimo!!

kitchen6-11 photo 4 (5)

Y por último, un lugar espectacular. El Merotoro. Es comida de Baja California del Chef Jair Tellez, que dicho sea de paso considero genial. La carta cambia constantemente, hace unos meses fuimos a cenar y este fin de semana no había un sólo plato igual. Es maravilloso, y súper recomendable. Comimos como reyes. Yo pedí este atún:

photo 3 (11)

El Sr. Director pidió el pollo:

photo 2 (11)

Y de lo demás no tengo foto, por burra, porque estaba tan emocionada comiendo que me olvidé. El postre de almendra era algo de otro mundo, de eso si me acuerdo. En fin, que por favor, no se lo pierdan, es, según esta lista, uno de los mejores restaurantes de latinoamérica.

 

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.