¡Ay! El amor, el amor…

febrero 14 por Rita

Hoy es el día más cursi del año, sí, es San Valentín. Y si eres como yo, te pone un poco de malas tanto globero en la calle, tanta rosa roja y tanto regalito ridículo. Todo mundo dice que es un día que se inventó para vender más (yo digo que es el día perfecto para comer más). Pero en el fondo, en el fondo, a todas las mujeres nos gusta que los hombres tengan detalles. A unas nos gustan los dulces, o las cenas románticas, a otras la lencería, a otras las flores, pero a todas nos gusta que nos consientan. TODA aquella mujer que diga que no le gustan los regalos: miente y punto.
Ya lo dice Alejandro Fernéndez en su canción:

Matalas
con una sobredosis de ternura
asfixialas con besos y dulzuras
contagialas de todas tus locuras

Matalas
con flores con canciones no les falles
que no hay una mujer en este mundo
que pueda resistirse a los detalles

Pero bueno, hay de detalles a detalles. Si mi Redpelitos me llega por la puerta con un ramo de flores de plástico (de esas que tienen gotitas de silicón para silumar el rocío) y una figurita de conejito sosteniendo un corazón, le cierro la puerta en la cara y le retiro el habla por un mes. Eso sí que no. Ahora bien, si cambiamos el bouquet ese falso por una maceta con orquídeas, y el animalito de resina, por unos macarons, la cosa cambia. O no digamos si en lugar de flores y dulces, trae una cajita de Tiffany o de Cartier o de Chopard, bueno, mmm… eh, aaaaaasí sí que la cosa cambia. Aunque no quiero ser materialista, también hay detalles que no cuestan dinero, que valen más que las orquídeas ( sólo las orquídeas, lo de Tiffany es difícil de superar). De hecho, tengo guardadas las tarjetitas que venían en los arreglos de todas las flores que he recibido de mi Redpelitos, y esas palabras, las tengo ahí para siempre. Un buen mail, un mensaje lindo, una tarjeta (escrita a mano, no sean bestias) son invaluables. Pero si van acompañados del regalito mejor.

Al final, no sé muy bien si me gusta o no este día. Es contradictorio, porque por un lado, tengo todo lo que se celebra y de sobra, el amor de una pareja y un montón de amigos. Y siempre pienso en todos esos que no lo tienen y lo mal que lo deben de pasar hoy, porque todo el tiempo se lo están restregando en la carota. A ver, dile: “¡Feliz día de los enamorados!” a tu amiga que se está divorciando. ¿A ver que te contesta?. Si fuera yo, con un puñetazo. No es chistoso.

Pero si creo que es importantísimo festejar a los amigos. La vida sin amigos es horrible. Y la vida con amigos es lo máximo, esa es la diferencia. Por eso, la mía es tan increíble, porque tengo la suerte de tener muchísimos.dc392de5d97e2b3b683cf12905cdc588

La Siete, La Tomillo, La Hitsinapodo, La Arqui, mi Comadre, la recientemente añadida: La Muñec@, La Fernández del medio y Dori, son las mejores amigas que uno pudiera tener. Y hoy celebro que las tengo. Este post es para ustedes.

El punto es que ya me estoy poniendo sentimental y es ridículo que me pase el día de hoy, ¿Así o más cliché?. Como no voy a permitir que mi persona derrame ni una lágrima en el 14 de febrero, los dejo. ¡Ah! les recuerdo que LOS AMO lectores.

Noticia de último minuto: Estaba a punto de publicar esto y tocaron el timbre. Me llegó a la casa esta sorpresa de mi Redpelitos. Él, como me conoce, sabe que con manzanas de Manzzani, me vuelvo loca. ¡¡Gracias corazón!! photo (13)

 

Si no las han probado, ya se tardaron. Las pueden pedir aquí.

 

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.