A toda madre

mayo 13 por Rita

Una vez que pasó el dichoso día de la madre, todo vuelve a la calma. Ya estrené mi licuadora y mi plancha (regalos hermosos todos ellos).

Que por cierto la plancha me vino”re-bien”, yo no sé si a ustedes les pasa lo mismo que a mí, pero últimamente no me duran más de seis meses, parece que las hacen así a propósito, forman parte de una mafia peor que la del padrino. Es más, me pareció escuchar que la última tenía una grabación que decía: “esta placha Oster se autodestruirá en 5, 4, 3, 2 …” Y ¡pum! Ya no sirve. Y siempre es más barato comprar una nueva que arreglar la vieja, ¡no entiendo!. ¿Cómo puede ser más cara la refacción que una nueva?. Pero así es, es parte de la mafia de las planchas, y nosotras somos víctimas de estos delincuentes.

En fin, lo que quería contarles esta vez, es que estuve pensando todo el fin de semana en cuál es el mejor regalo para una madre en su día y se me ocurrieron varios:

mom smile

1.  Una noche completa de sueño Ininterrumpido, con posibilidad de dormir hasta tarde en la mañana. Sin vocecitas que griten: “maammaaaaa!!!” Ni tener que cuidar toses y mocos. Ni llantos, ni ruidos, ni pies, ni brazos, ni ronquidos de compañeros de cama. Ni ruidos de ambulancias o camiones. Ni la tele del vecino. Ni alertas del celular. Nada. Paz abosluta. Como si tu cama la metieran en una cabina insonorizada. Eso señores y señoras sería:¡Lo maaaaaaaximo!

2. Otro regalo maravilloso sería poder ir al baño sin acompañantes. No me pregunten porqué a los niños les gusta tanto entrar al baño cuando entras tú, pero le pasa a todo mundo. Mi hija sonríe y aplaude cada vez que entra en el baño y estoy yo sentada, ella cierra la puerta como si fuera la clave para empezar la fiesta. Es horrible, quiero ir al baño sooola.

3. Desayuno en la cama, bueno, mejor comida, porque después de mi larga noche de sueño ininterrumpido me quiero levantar como a las 2:00 pm. Es eso es, comida en la cama, pero cocinada en la cocina de alguien más, la mía que quede intacta de preferencia.

4. Un día entero sin “contratiempos”. Que mi hija coma perfecto sin reclamar, haga todo lo que le digo a la primera, se duerma su siesta a la hora que se tiene que dormir, que no esté rozada del pañal cuando la cambio, que se deje peinar bien, que no se quite las coletas, que no se embarre toda de galleta, que me dé besitos cuando se los pido, que recoja todos sus juguetes cuando se lo diga, que no llore, que no corra, que no grite, que no empuje. (Después de leer esto, parece que quiero un robotito por un día)

5. Cualquier cosa del catálogo de Tiffany & Co. Lo que sea, todo me gusta.

25522750385199413395mCDoIKc

El punto es que todas las madres queremos lo mismo de regalo, no se maten la cabeza Señores pensando en el regalo perfecto.

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.